Actores del paisaje (animales: la vizcacha y colibrí, insectos, vegetales, tierra/s, el agua y los ríos)

Los actores del paisaje son animales, insectos, vegetales, distintos tipos de tierra que coexisten con los actores sociales, empero éstos dependen plenamente del paisaje natural. Bajo este criterio destacan la vizcacha y el colibrí entre distintas aves además de la riqueza del agua y los ríos, que en su decurso generan vida para alimentar a los demás seres.

Texto corto:

Los actores del paisaje son animales, insectos, vegetales, distintos tipos de tierra que coexisten con los actores sociales, empero éstos dependen plenamente del paisaje natural. Bajo este criterio destacan la vizcacha y el colibrí entre distintas aves además de la riqueza del agua y los ríos, que en su decurso generan vida para alimentar a los demás seres.

Texto amplio:

Sería limitante desde una concepción de patrimonio inmaterial pensar solamente en los grupos sociales, puesto que los actores conviven, se abastecen, dependen y son corresponsables de los espacios de habitabilidad de los seres vivos no humanos, como son los animales, insectos, vegetales, tierra, etc.

En este sentido existe una codependencia entre el hombre (sujeto sociocultural) y el paisaje (natural), pero el crecimiento agresivo en la construcción del sector y a niveles demográficos, está demostrando la insostenibilidad y el diálogo desequilibrado con el paisaje natural.

Don Francisco recuerda: “Nosotros sembrábamos arveja, haba, maíz, papa /…/ y como era valle había de todo, teníamos tunales grandes. /…/ teníamos perejil, flores, ciruelos, manzanas, muchas cosas había aquí en esta zona, también yo tuve vaca, ovejas” Don Francisco, 8 Sept. 20. Fragmento (Audio A 1,20).

“Hasta años atrás habías animalitos como vacas, ovejitas, hay algunos que tienen chanchitos todavía, pero muy poco ya, ahora ya no, y no hay espacio” Don Francisco, 8 Sept. 20. Fragmento (Audio A 13,48)

“Hasta liebre había, esa con forma de conejo grandes, como hay pinos allá arriba, ahora ni eso, no hay, todo se ha escapado otros también los han matado. Es que también crían perros”. Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 3. 3,00).

“yo mismo tenía chanchos y venía el canal 4 a enfocarnos teníamos como 40 chanchos” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 7. 1,10).

“Aquí todavía hay picaflores, vizcachas” (cementerio) Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 13. 0,10).

Asimismo si bien los animales están migrando, algunos están en peligro por las adversidades que conlleva la urbanidad, el crecimiento desmedido no toma en cuenta este factor fundamental de análisis, coexistencia y codependencia.

“Habían unos cactus así largos le decían uno kusakusa y otro era pokawila muy bueno para el pulmón. /…/ y también había el k’hara, eso comía la vaca o el toro. /…/ ahora ya no se ve. Por ejemplo el sanusanu es medicinal que busca la gente para vender como planta medicinal, esto es la cola de caballo. Ya tampoco hay aquí. El poka pakasa comían las vizcachas, también las vacas” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 6. 7,00).

“Habían choclitos también, ya no debe haber zorro, ahora que ya no hay oveja ya no debe haber ni zorro” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 6. 12,00).

Los testimonios expresan estas relaciones de dependencia entre vegetales y animales, así para los humanos, no solo se trataba de sembradíos para el autoabastecimiento, intercambio o venta de mercancías, sino de actividades pastoriles para ganado vacuno, ovino y otros.

“En época de lluvia era peligroso dejar los animalitos a ese lado porque remojaba demasiado la tierra, se caían a los huecos…” Don Francisco, 8 Sept. 20. Fragmento (Audio A 2,50)

Las condiciones climáticas, de agua y de uso de suelo tenían características particulares para la producción de alimentos de autoconsumo, por ejemplo: “en Cotapampa, aquí abajo, era una especie de lago, ahí mis padres hacían chuño antes eso era una especie de lago con totora, pero después ha ido cambiando han metido tierra y ha ido desaparecido el agua, solamente había una vena y eso no más abastecía de ahí nosotros tomábamos agua. Don Francisco, 8 Sept. 20. Fragmento (Audio A 6,00)

“El otro era Pilapata que también proveía agua de ahí de ese sector y después ya hubo cooperativas de agua” Don Francisco, 8 Sept. 20. Fragmento (Audio A 6,48).

El tema del agua, vertientes y ríos inciden en otro aspecto de análisis que se expresa en un componente de la plataforma que son los riesgos: “Durante este tiempo que yo estoy a cargo del barrio había yo estado molestando a la alcaldía a riesgos. Nuestros padres taparon el agua con tierra pero ahí no más nadie ha captado esa agua. /…/ esa agua había que sacar a a algún lado” Don Francisco, 8 Sept. 20. Fragmento (Audio A 8,00).

Otros animales de autoabastecimiento son las gallinas: “Yo tenía pollos hasta eso se lo han comido estas Ave María, es muy bonito yo he criado hasta vizcacha, he domesticado 2 años. Lagartos había harto por aquí víboras, más arriba con plumas que silbaba así como la gente” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 6. 4,08).

Por otra parte la memoria hace referencia a animales claves del sector que aún pueden observarse en los recorridos: la vizcacha y el colibrí: “Aquí debe haber vizcacha también también esa ave María, suerte María. Alkhamari también” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 6. 3,00).

“En aves hay Marías, esas kurukutas, las palomas pampa palomas, las grandes de crianza, después hay liebre, hay vizcachas, habían zorros antes, esas cosas hay víboras, lagartos, búhos, lechuzas que dicen” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 14. 7,00).

Definitivamente las vizcachas son actores claves del paisaje de Bajo Llojeta, los niños y niñas con los que conversamos también las reconocían como especies en su contexto inmediato, veamos: “Allá arriba hay vizcacha y son grandes si, lagartijas no son tan grandes son un poco chiquitas, con mis hermanos y mis primas hemos subido allá arriba y les ha dado miedo” Niña, 24 oct. 20. Fragmento (Audio 0,04).

Respecto a las aves refiere: “Vos has visto gaviota? /…/ Yo he visto como 10” Niña, 24 oct. 20. Fragmento (Audio 3,15). Lo que permite reflexionar acerca del reconocimiento de las aves como actores del paisaje desde distintos puntos de vista, no sólo se trata de tener un registro de cuáles se encuentran en el sector como dato frío, sino que sus sonoridades también envuelven el paisaje creando ambientes macro dentro del paisaje cultural y natural.

Otra narración refiere: “En las mañanas hay los pajaritos, es muy bonito aquí todavía existen” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 14. 8,30). En otro testimonio coincidente, don Ángel argumenta: “Hace dos semanas han venido como 50 gaviotas han sobrevolado, bajaron hasta el fondo, había un proyecto de un mirador”. Don Ángel, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 1. 0,15).

Asimismo demuestra su preocupación por la supresión de árboles, que van afectando a la memoria del lugar, pero también a la tierra y a los seres vivos animales que tenían cobijo en estos elementos naturales: “después la vegetación que tenemos es llamativo /…/ pero están volteando árboles” Don Ángel, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 1. 0,17). “Hace un tiempo ha habido un movimiento de tierra y muchos se han ido /…/ aquí es firme por la piedra” Don Ángel, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 2. 1,59). “Los pajaritos se han perdido en esta pandemia /…/ Ahí están los alcones” Don Ángel, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 3. 13,41).

Si bien en el recorrido pudimos ver con don Ángel algunas aves, el efecto de la masiva construcción está afectando al contexto natural biológico de animales, vegetales, insectos y tierra causando cambios irremediables en el paisaje cultural y natural de Bajo Llojeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *