Historia – Memoria oral

La historia de Bajo Llojeta contada desde los actores sociales hace que destaquen los primeros asentamientos comunarios de once colonos como propietarios de la zona. La Reforma Agraria de la Revolución Nacional, trajo consigo varios cambios en la administración territorial, cuyo fin terminó en la herencia de tierras que posteriormente fueron parceladas y vendidas a familias o a terceros. Un factor a destacar en la memoria oral es la presencia de cementerios y las demandas sociales que consiguieron varios proyectos para el desarrollo del sector, entre ellos: apertura de vías, caminos empedrados y asfaltados, servicios básicos cubiertos y modernización de actividades, donde el  sembradío, pastoreo y recolección quedan solo en la memoria.

Texto corto:

La historia de Bajo Llojeta contada desde los actores sociales hace que destaquen los primeros asentamientos comunarios de once colonos como propietarios de la zona. La Reforma Agraria de la Revolución Nacional, trajo consigo varios cambios en la administración territorial, cuyo fin terminó en la herencia de tierras que posteriormente fueron parceladas y vendidas a familias o a terceros. Un factor a destacar en la memoria oral es la presencia de cementerios y las demandas sociales que consiguieron varios proyectos para el desarrollo del sector, entre ellos: apertura de vías, caminos empedrados y asfaltados, servicios básicos cubiertos y modernización de actividades, donde el  sembradío, pastoreo y recolección quedan solo en la memoria.

Texto amplio:

La historia de Bajo Llojeta contada desde los propios actores sociales del lugar recae en organizar y sistematizar la memoria oral de acuerdo al registro de entrevistas alegando a hitos históricos que marcaron la conformación del barrio, en este sentido don Francisco comenta: “Antes bajo Llojeta no era zona, era una comunidad, un pueblo así… entonces los límites eran con Següencoma, y después Alto Llojeta y Sopocachi y abajo con Obrajes, lo que es el río Choqueyapu, aquí nosotros limitábamos con lo que es el río Turashahuira y ahora es río Cotahuma, porque más aquí es el río de Chuajahuira más a este lado, yo estoy hablando del río de más atrás”. Don Francisco, 8 Sept. 20. Fragmento (Audio A 4,00).

Gracias a este relato la delimitación de la zona de Bajo Llojeta recae en límites naturales como ríos pero también en los usos sociales y productivos que se le daba a la tierra, veamos: “Esas épocas se trabajaba, se labraba la tierra. Yo era hijo de un colono. Todo era sembradío en bajo Llojeta”. Don Francisco, 8 Sept. 20. Fragmento (Audio A 0,55).

El uso de sembradíos en el sector era amplio, se tenían áreas comunes acordadas entre las primeras familias, para pastorear, acumular abono, sembrar, recolectar alimentos o cosecharlos.

Más adelante en el proceso de crecimiento de la zona, los vecinos vieron la necesidad de contar con un cementario: “Kentuni, este cementerio estaba en el límite de alto y bajo Llojeta, aquella vez don Raúl Salmón abrió la senda y el cementerio quedó sobre la avenida y afectó /…/ de eso en el plano de la Reforma Agraria está como área cooperativa y por eso es que nuestros padres decidieron que aquí sea ya el cementerio. Más o menos data del 80. Antes era sembradío. Esto es para los vecinos de bajo Llojeta. /…/ Área cooperativa quiere decir que era de los once colonos” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 14. 0,00).

Por tanto la organización vecinal y de administración barrial fue fundamental para gestionar a través de distintas autoridades en el tiempo vías de apertura para los caminos de Bajo Llojeta, servicios, y otros.

“Este lugar era sumamente lejos, bastante alejadito, ahora ya es cerca, hasta inclusive se robaron cabezas los estudiantes de medicina, aparecían las tumbas cavadas. Pero ahora hay casas. /…/ Se tomaba mucho, los jóvenes en edad escolar, aparecían muertos, ahora ya no les dejamos entrar, peor a tomar…” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 14. 4,07).

Refiriéndose al cementerio Kentuni don Francisco reflexiona acerca de l seguridad del lugar  y que gracias a las actividades actuales, el movimiento económico, el desarrollo inmobiliario del sector, el cementerio ya no es alejado, con nostalgia recuerda: “Por aquí sembrábamos y traíamos y llevábamos animales, lo de bajo Llojeta era para cultivo” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 11. 0,00).

Respecto a algunas características del lugar, don Ángel nos relata: “aquí vivían puro beneméritos /…/ cuando han abierto el camino han ido construyendo, pero las construcciones han hecho que se voltee toda la arboleda, el cementerio también era interesante han debido hacer unos 300 nichos. La apertura del camino han hecho que se cale todo. Era el cementerio de Tembladerani, esto no era Pasankeri, era Pasankallani. Este lugar que donde estamos su nombre original Pukarpata (alto parado), y le cuento que es firme solo el río que está socavando. /…/ han embovedado solo cierta parte” Don Ángel, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 2. 5,32).

Cuando estuvimos por el límite del Jardín de la Revolución con Pasankeri, don Ángel da cuenta de que el ordenamiento territorial y crecimiento de la ciudad a través del trazo de vías cambia el aspecto contextual del sitio, así como del paisaje natural anterior. Un aspecto a resaltar como se aprecia en los relatos son los acuerdos sociales a los que se llega para determinar la implantación de equipamientos funerarios, como los cementerios, veamos:

“Esta parte era un cementerio” Don Ángel, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 3. 0,23). “Cuando antes de que hayan urbanizado esto se llamaba Villa San José más o menos el 70, porque habían dos señores que eran unos gringos que uno de ellos se llamaba José, /…/ esto era el sector Chuquimía, que pertenecía a ese señor que vino aquí y se fue, como era poca gente 11 colonos no más le pusieron por eso Villa San José, pero luego a la gente que vino a vivir aquí ya no le gustaba Villa decían que Villa era refugio de asaltantes, donde hay problemas y por eso le cambiaron Sopocachi Sur Bajo Llojeta” Audio grupal Junta de Vecinos, 26 Ago. 20. Fragmento (15,00).

Otro aspecto que resalta en la memoria oral es la Revolución Nacional d 1952 con la Reforma Agraria: “Antes de la Revolución el nombre era una comunidad, del 70 es ya una urbanización Villa San José y antes era Hacienda Llojeta” Audio grupal Junta de Vecinos, 26 Ago. 20. Fragmento (18,30). “de lo que yo tengo entendido esto eran 2 haciendas” Audio grupal Junta de Vecinos, 26 Ago. 20. Fragmento (18,50).

Lo que resalta tanto en el mural de la Sede de Bajo Llojeta como en los testimonio son “los colonos [que] eran los comunarios [las primeras familias asentadas en Bajo Llojeta] y luego los patrones lo han comprado o les han quitado, los comunarios tenían sus títulos revisitarios, nosotros tenemos los títulos ejecutoriados, eso está vigente” Audio grupal Junta de Vecinos, 26 Ago. 20. Fragmento (21,20).

Cementerio de Llojeta Bajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *