Seres míticos: La serpiente, el búho, el gallo

En Bajo Llojeta existen seres míticos trastocados por el imaginario y las experiencias que permite el propio paisaje, éstos pueden generar respeto, miedo, asombro como son: la serpiente, el búho y el gallo. Algunos sectores sagrados tienen que ver más con la práctica ritual de creencias aymaras de ofrendar a la Pachamama como el “Tata Melchuco”.

Texto corto:

En Bajo Llojeta existen seres míticos trastocados por el imaginario y las experiencias que permite el propio paisaje, éstos pueden generar respeto, miedo, asombro como son: la serpiente, el búho y el gallo. Algunos sectores sagrados tienen que ver más con la práctica ritual de creencias aymaras de ofrendar a la Pachamama como el “Tata Melchuco”.

Texto amplio:

Los seres animales son tan importantes en Bajo Llojeta que han adquirido un rol preponderante en la conformación de imaginarios, mitos y creencias, dentro de ellos destacan primordialmente: la serpiente, el búho, el gallo.

Veamos: “estas víboras y anteriormente el gallo en la escuela San José era puro pinos y era un desierto /…/ en su momento han visto gallo rojo en ese lado, gallos decían no ir por allá porque van a aparecer gallos, entonces en ese lado sí habían aparecido gallos” Don Francisco, 8 Sept. 20. Fragmento (Audio A 27,46).

De esta manera y por curiosidad don Francisco fue en busca del gallo, recuerda: “una vez fuimos y vimos una cosa blanca, nos fuimos acercando y faltaba poco y yo cerré los ojos y me asusté, cuando yo abrí los ojos ya no había nada pero si había gente y ese mi amigo con el que fuimos murió /…/ Y la víbora también esta aquí abajo en el cerro de Wilawila, el cementerio Jardín, ahí están en el cerro dos víboras hembra y macho” Don Francisco, 8 Sept. 20. Fragmento (Audio A 29,12). “Era desierto y de la sede habían casitas de paja no más a distancias./…/ahí aparecía bien silbaba cuando vimos una víbora con pluma, daba miedo, nosotros éramos jovencitos” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 6. 9,00). “el cerro de los serpientes era sagrado, no se podía subir, sino se enfermaban” Audio grupal Junta de Vecinos, 26 Ago. 20. Fragmento (23,10).

Las serpientes incluso están dentro del paisaje materializadas en la estructura montañosa, llegan a ser animales sagrados a los que los niños y jpovenes le tenían un respeto y miedo especial: “Era sagrado por la víbora. Nos decían nuestros abuelos que en sus horarios éstos se movían y salían” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 9. 1,40).

“Este era el sector de la víboras el cerro wila wila. El cerro parece serpiente, sagrado no hay que tocar” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 9. 5,00).

“había mucha piedra, yo por el alfa le corté a la víbora /…/ habían varias víboras en Khotapampa, habían víboras negro, ahora más allá al camino al cementerio aparecía una bola de víbora. Decíamos montón de piedra Chajhua. Constantemente habían los búhos y volaba, hasta ahora hay uno y lo han matado con pala porque dice que es mala suerte” Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 6. 10,00).

Si bien se refiere a estos animales con características míticas, el búho en particular adquiere un tinto maligno porque se le atribuye “el traer mala suerte”, coincidente con este relato tenemos el testimonio de don Ángel: “Hay creencias que las lechuzas no es bueno verlos porque traen mala suerte, pero lo demás es bueno”. “…hay unos naranjaditos que venían también tipo lechuza, pero han desaparecido por que los vecinos hicieron reventar petardos porque se piensa que es mala suerte” Don Ángel, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 2. 3,20).

“Eran cerros pero lo han bajado, Toda aquella partes Jukumarini porque había el búho. /…/ aquí en Llojeta había harto búho.

Allá esa parte es tres Marías las han matado a tres chicas” Don Ángel, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 3. 9,39).

Los denominativos sagrados se dan a ciertos lugares después de experiencias que afectan al imaginario de los pobladores de Bajo Llojeta como puede apreciarse en el relato, algunos como la mala suerte o la muerte también marcan al territorio con características propias.

Por otra parte aparece otro tipo de especie que más que mítico llega a ser mágico en uno de los relatos: “Ese pajarito es kurukuta, aparece, una vez con ganado íbamos y estos animalitos se entraban en un hueco y estos se convierten también en sapo. De niños somos curiosos y sabíamos sacar víbora, de ahí nunca más hemos querido molestarle”. (tipo gallinita gris) Don Francisco, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 5. 0,05).

Es necesario destacar que dentro de las lógicas míticas y creencias en Bajo Llojeta hay sectores sagrados, por ejemplo: “ese era pues el Tata Melchuco para sus ofrendas, brujerías./…/ ahí lo ha bajado para llevar la tierra al cementerio. /…/ a nadie molestaba ahí hacían las cosas los curanderos, los brujos…” Don Ángel, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 3. 16,50). “este es el río Milchuko, dicen Melchuko que es lo correcto. /…/ También puede ser Llojeta de algo de barro” Don Ángel, 12 Sept. 20. Fragmento (Audio 2. 9,00).

Cerro de las SerpientesCerro Tata Melchuko

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *